Varada por garreo, sin bunkers, ni P&I

Informe del MAIB sobre la varada del buque ruso Kuzma Minin en Falmouth Bay, Inglaterra, el 18 de diciembre de 2018. El barco encalló después de garrear con fuertes vientos y fue reflotado con éxito en la siguiente pleamar. Los daños incluyeron la deformación y pinchazos de las planchas del casco y la rotura de los tanques de dulce y HFO.

Muchos puertos en la actualidad tiene instrucciones para que los barcos abandonen el fondeadero en caso de mal tiempo, los Capitanes nuevos cada vez toman menos decisiones sin preguntar al armador, lo cual es suplido por estas instrucciones de las administraciones, pero algunas están cojas, la orden o instrucción tiene que venir antes de que lleguen los 52 nudos y los 5 metros de la mar de fondo.

El fondeadero se debe de abandonar antes de que las condiciones hagan inviable gobernar el barco o virar el ancla, por eso, con una previsión de fuerza 8 se debe de dar la orden de abandonar, si el Capitán no se anticipa, cuando el viento llegue a 25 o 30 nudos, ya que se espera que suba mucho más, luego igual hay suerte y se equivoca el Mariano Medina de turno, pero lo tranquilos que estarán capeando no tiene precio. (En este caso no había y dependían de la buena practica marinera)

Aunque la deriva hacia la orilla fue rápidamente detectado por la guardia del puente, dieron máquina para ayudar a virar el ancla, esta venia enfangada en la cadena, así que decidieron volver a largarla, mientras la atención se centró en despejar el ancla, el barco se dirigió hacia tierra a una velocidad de más de 2 nudos.

Y dentro de la tranquilidad que es estar capeando para los del barco y para las autoridades, aquí llega la segunda parte, el Capitán del Puerto de Falmouth utilizó los recursos locales para reflotar el buque, mando practico por helicóptero del MCA, SOSREP, plan de reflotamiento y sorpresa: el barco carecía de cobertura de seguro de P&I y a ello hay que añadir la falta de cooperación de su armador en la designación de un salvador, lo que provocaron presiones inesperadas al pobre homologo del Capitán Marítimo en este caso.

Para redondear el caso, y el peso sobre los que en tierra no ven todo, el barco tenía ciertas deudas locales, por lo cual no tenía suministros suficientes de HFO y Lub Oil, motivo por el cual estaba fondeado mientras negociaba los suministros, si lo llega a comunicar seguro que se le manda atracar o a un remolcador en stand by, y el Capitán acaba en casa.

El barco iba para Ceuta, que es más barato, pero no hubiera llegado sin hacer bunker previo.

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *