Inexperiencia acaba en hundimento fatal

Hace tiempo mirar quien entraba a trabajar, conocer su experiencia, cursos y funciones permitía programar las guardias o darle formación adicional, pero eso cuesta pasta y más de uno se ha llevado una bronca por pedir tiempo o mantener alguno más de la tripulación mínima para formar al recién entrado en sus funciones, bien es cierto, que también había navieras que según embarcabas te explicaban la giro, te decían donde estaba el manual del radar y a correr. Pero lo habitual era darle cuartelillo al nuevo y supervisarle hasta ver que todos dormíamos tranquilos.

Ahora entre que los de RRHH creen que saben más que los del barco, las tripulaciones esqueléticas, la protección de datos y otras mandangas se va haciendo costumbre no preguntar nada, dando por hecho que si lo mandan ya viene preparado y si pasa algo, ya llamara el juez para que el de RRHH explique como estaba formado y si había descansado. Aunque seguro que los del barco también se comen al final el marrón y los de RRHH entonces agacharan la cabeza de su sabiduría para que se emplumen a otro.

Todo este rollo y desahogo viene por la perdida del Natalie Jean y el informe del NTSB

La NTSB ha publicado el informe de su investigación del 12 de marzo de 2018 sobre la zozobra remolcador Natalie Jean con la pérdida de dos vidas, la del Capitán y marinero que estaban durmiendo, el piloto que la lió fue rescatado del agua.

El remolcador estaba empujando una barcaza cisterna en lastre en el Mississippi, cerca de Nueva Orleáns, cuando quedó enganchado en la cadena del ancla de un granelero fondeado. tras partir el remolque acabó dando la vuelta y se hundió rápidamente. Los daños estimados superaron los 500.000 dólares.

La causa probable del vuelco y hundimiento del remolcador fue la decisión de la compañía de colocar a bordo del buque a un «gabarrero» inadecuadamente formado que no tenía experiencia previa en la operación de ese buque.

Si leéis el informe, no era un matado, había trabajado 35 años en remolcadores de plataformas, estaba retirado hace un año y esto era un bolo, pero carecía de experiencia empujando gabarras, el Capitán le echo una mano las primeras horas de familiarización pero como las tripulaciones son mínimas, aquí iban tres, no iba a empalmar dos guardias, así que se acostó y la palmaron.

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *