Rolones

El pasado 14 de Agosto, se hundía el rolon panameño Dayana en las próximidades del archipielago de San Andres, el barco iba cargado con coches y metal para chatarra (que seguramente casi no haga falta trincar). El saldo fué un muerto, un desaparecido y trece tripulantes rescados tras catordce horas a la deriva.

Un accidente más, en este caso de un rolon tripulado con hindues, pero tirando del hilo, era un candrai que navegaba de casualidad, sacado del permisivo mediterraneo oriental y enviado a sudamerica todavía le quedaba cuerda para seguir navegando por africa o asia una vez que no cumpliese los «standares» americanos

Danino Wood, de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), explicó que según investigación preliminar, el hundimiento de la embarcación Dayana se originó porque la rampa de que estaba provista para la carga y descarga de vehículos cedió y provocó la entrada del agua.

Datos preliminares indican que la nave contaba con una patente de navegación que venció en septiembre de 2005 y que solo estaba autorizada para trasladarse de República Dominicana a un astillero en Venezuela para reparación.

Al hilo de otro naufragio, el del «Al Salam Boccaccio 98», la autoridad panameña pide la revisión de la normativa IMO de este tipo de barcos.

The AMP recommends that emergency procedures forming part of the ISM Code should be revised to incorporate drills that recreate real and practical scenarios.

It also urges the IMO and other international bodies to implement further training in rescue operations for seafarers and authorities on routes involving large numbers of people or pilgrims.

The report also maintains that greater attention must be focused on ro-ro ferries to ensure that alternative means of water evacuation are in place.

The AMP also recommends that ports must strictly enforce security checks of luggage to avoid loading of hazardous material on ro-ro ferries.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *