Ola anómala

El NTSB ha emitido el informe de su investigación del incidente del 26 de enero de 2018 del pesquero Progress. El barco estaba trabajando en el mar de Bering, al norte de la isla de Unimak, Alaska, cuando una gran ola golpeó el puente. Varias ventanas resultaron dañadas por la fuerza de la ola, y el agua de mar arruinó el equipo de navegación y otros equipos eléctricos y cortó la energía eléctrica del buque.

Los cinco miembros de la tripulación restablecieron el control y la actuación de dos Buenos Samaritanos les permitió regresar a Dutch Harbor, Alaska. El buque sufrió daños por valor de 1,3 millones de dólares. No se informó de contaminación, ni de lesiones. La causa probable de los daños fue el encuentro con una ola considerablemente mayor que las que el buque había estado experimentando.

Además de los cristales, también doblo chapa.

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pregunta Anti-Spam y robots: