Ventanilla única

A partir del 8 de abril de 2019 está en vigor el requisito obligatorio para que los gobiernos introduzcan el intercambio electrónico de información entre buques y puertos. El objetivo es simplificar el comercio transfronterizo y aumentar la eficiencia de la cadena logística de los más de 10.000 millones de toneladas de mercancías que se comercializan anualmente por mar en todo el mundo. Este requisito, obligatorio en virtud del Convenio de la OMI para facilitar el tráfico marítimo internacional (Convenio FAL), forma parte de un paquete de enmiendas al anexo revisado del Convenio FAL, adoptado en 2016.

La OMI pone a disposición de aquellos países que lo necesitan el código de la ventanilla única que han desarrollado los noruegos para Antigua y Barbuda.

La ventanilla única marítima permite que toda la información requerida por las autoridades públicas en relación con la llegada, permanencia y salida de buques, personas y carga, se envíe electrónicamente a través de un solo portal, sin duplicación. Este tipo de sistema está recomendado por el Convenio de Facilitación de la OMI, el tratado que tiene como objetivo reducir las cargas administrativas y hacer que el transporte marítimo y el comercio por mar sean más eficientes.

Esta entrada fue publicada en Comercio y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *