Matsonia cracks y derrame

El pasado 22 el USCG emitía una nota de prensa donde indicaban que estaban trabajando en una contaminación comunicada por el S/S Matsonia, un buque portacontenedores de 1727 Teus con bandera estadounidense y 220 metros de eslora atracado en la terminal Matson en Oakland.

La tripulación del S/S Matsonia inició el plan de respuesta del buque, notificó el brillo a la USCG y al Centro Nacional de Respuesta y colocó una barrera de contención alrededor del buque para contener el brillo.

Los inspectores del USCG se desplazaron al barco junto los equipos de lucha contra la contaminación para llevar a cabo una evaluación del buque y garantizar la aplicación de medidas adecuadas de contención de la contaminación.

Los buzos contratados para investigar el brillo descubrieron una fractura en el casco del barco aproximadamente a 15 pies por debajo de la línea de flotación adyacente al tanque de combustible de estribor. Mientras la tripulación del S/S Matsonia completaba el trasiego del fueloil pesado a otros tanques de combustible para mitigar o anular la fuga y se espera que una barcaza llegue alrededor de la medianoche para descargar combustible trasegado y posiblemente contaminado.

Una vez que el tanque de combustible ha sido considerado seguro para entrar, los inspectores del USCG esperan entrar para inspeccionar el buque y supervisar las reparaciones.

De libro y prácticamente nada que envidiar en el funcionamiento del USCG y el de nuestra administración, el problema es del buque, Capitanía y Sasemar evalúan, inspeccionan y echan una mano pero es el causante el que tienen que poner y pagar los medios para minimizar y finalmente restaurar.

Lo que llama la atención vista la foto, es el barco, en parte por el mamotreto de garaje que sobresale por la popa, pero principalmente por ser primo hermano del malogrado El Faro de Tote, construido en el mismo astillero de Pennsilvania, Sun Shipbuilding & Drydock Company (1917–1989) que desde la primera guerra mundial y sobre todo en la segunda se dedico ha fabricar mercantes como churros.

En Estados Unidos, sobre todo en la parte del Golfo de Mexico te podías cruzar con los mas viejos y herrumbrosos candrais, la pregunta era como podían navegar conociendo lo quisquillosos que son los del USCG, se ve que en todas partes cuecen habas y para los que navegan bajo el Jones Act las inspecciones son más tolerantes y las recomendaciones tampoco se aplican tan rápido.

Concretamente el S/S Matsonia tiene un año más que El Faro, es de 1973, mantiene los botes descubiertos en una de las cubiertas más altas, como en El Faro y seguramente esté en un estado parecido. El informe del USCG para el malogrado El Faro, ademas del huracan Joaquin daba con el dedo en la llaga de que la edad y el tipo de buque eran factores fundamentales de la perdido, ponia el foco sobre estos candrais pero ahí siguen y eso que Matson tiene buenos y nuevos barcos en la linea con Hawai,

Esta entrada fue publicada en Medio Ambiente y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pregunta Anti-Spam y robots: