Naufragos y Derecho Humanos

Es un problema, pero la actuación de Europa y Malta, poco ayuda a que los buenos samaritanos paren a prestar auxilio a un grupo grande de naufragos.

Salvar vidas es una obligación y su omisión delito, algo parecido ya ocurrió cuando el containero Tampa salvó a 400 náufragos y los australinos se negaron a recibirlos. Al final, los noruegos recibieron condecoraciones y medallas, los gastos los pagaron los australianos pero el daño ya estaba hecho, a la próxima alguno puede que se lo piense antes, simplemente reporte, diga que no es seguro recogerlos con sus medios y ya vendrá el maestro armero.

Malta, como bandera de conveniencia tiene bastante que perder, simplemente con las inspecciones a su bandera. Seguramente tampoco tengan una balanza comercial favorable con la mayoría de países Europeos y en caso de tenerla, no debe tener un gran peso para un país de mediano pelo.

La flema británica aguantaría el pulso hasta que el tema se resuelva por sus cauces diplomáticos, aunque Malta les debe tanto, que no se llegaría hasta ese límite, los franceses harían de ello causa nacional y el Francisco Catalina podría acabar como La Meduse de este siglo, pero más rentable como operación de imagen y para nuestros marineros sería sacarlos a todos a casa, que con 50 más poco lo vamos a notar, para luego reclamar responsabilidades, sin llegar al extremo de los israelitas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *