Carajo

Hace poco, creo recordar que en la Miscelanea de la Revista General de Marina, (publicación recomendada de la «grey line»), hablaban del Carajo. Hoy, he recibido el pps correspondiente con fondos pastelosos, que hay que leer a la velocidad que quiere el ordenador (con lo fácil que es habilitar el boton del ratón!!).

Carajo:
Es la palabra con la que se nominaba a la pequeña canastilla que se encontraba en lo alto de los mástiles de las carabelas y desde donde los vigías oteaban el horizonte en busca de señales de tierra. También, era considerado un lugar de «castigo» para aquellos que cometían alguna infracción a bordo. El penado era enviado a cumplir horas y hasta días enteros en el CARAJO, si el tiempo era malo el barco pirata de las ferias era un juego de niños.
De allí viene la célebre expresión “MANDAR AL CARAJO» o carajote a el que era enviado allí. Muy escuchado en la Tacita de Plata.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *