La No huelga

El STMM había desconvocado su huelga en Trasme, UGT y CCOO no la secundaban, y en vez de una demostración de fuerza, aquello iba camino de lo contrario. Conociendo el percal, la retirada tenía pinta que no iba ser indolora, la detención del «Ciudad de Valencia» por una denuncia de un tripulante, parece que lo confirma.

Lo curioso de estas cosas, es que esa denuncia suena a venganza, que si la situación fuese otra, el Canguro continuaría navegando con sus achaques de 30 años de servicio y su veterana máquina .

Tras tres días de parada Capitanía ha levantado la retención y todo vuelve a la normalidad. Los melillenses han puesto el grito en el cielo una vez más y hasta la próxima.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *