Arrebato explosivo

El tailandés Allan Yordan perdió la pelota y tras acuchillar a un compañero e intentar «amartillar» a otro tripulante, se encerró en la Sala de Máquinas del «POS Auckland» atracado en North Shore, Geelong. Tras encerrarse, amenazó con prender fuego al fuel y hacer saltar por los aires el barco y media ciudad, ya que el POS Auckland estaba cargado con 33000 toneladas de Urea.

Afortunadamente fue reducido por las fuerzas de seguridad.

Al hilo de este incidente, los australinos se preguntan por la seguridad de las banderas de conveniencia y sus tripulaciones

Esta entrada fue publicada en Seguridad. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *