La gran patera (apodo cariñoso)

Algo de apego le tengo a este barquito porque algunos pasamos las de caín abordo, con rampas que se doblaban, cardecks que caían de maduros, maquinillas que no viraban y habitabilidad de pesquero. Pero a barco malo, la tripulación se crece y de aquella tengo muchos y buenos recuerdos. En fin, que entiendo de que va esta historia, donde los tripulantes no tienen culpa, ni de línea, ni del diseño del barco, bastante hacen con sufrirlo día a día en silencio.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *