40 millones de U$ por contaminar

Princess Cruise Lines Ltd, una filial del grupo Carnival, ha aceptado declararse culpable de siete cargos graves de contaminación deliberada y de los actos intencionales para tratar de encubrirlo. Los hechos son básicamente el vertido de residuos al mar desde del crucero Caribbean Princess.

Todo comenzó con un chivatazo o un berrinche, un maquinista recién contratado en el Caribbean Princess informó a las autoridades británicas del MCA que un by-pass había sido utilizado el 23 de agosto de 2013 para descargar ilegalmente residuos a 23 millas frente a la costa de Inglaterra cuando el barco procedía de EEUU. Nada más atracar en Southampton, Inglaterra, el maquinista contacto con el MCA para denunciar y renunciar a su plaza.

Por su parte, al enterarse de lo anterior, el Jefe de Máquinas y el primero ordenaron al resto del departamento encubrir el delito mintiendo y eliminando la tubería de descarga. además, antes del embarque MCA, llevaron a cabo una reunión simulada en el control para buscar no ser incriminados mientras sostenía un cartel que decía «LA está escuchando», refiriéndose a que las conversaciones en el control eran grabadas y podía ser escuchadas en las oficinas de Los Ángeles.

El MCA compartió las pruebas con el USCG, incluyendo las fotos de antes y después de la derivación que se utilizaba para hacer la descarga, así como mostrando su desaparición. El USCG llevó a cabo una inspección a su llegada a la ciudad de Nueva York, el 14 de septiembre de 2013, durante la cual algunos miembros de la tripulación cantaron las instrucciones que tenían.

Se determinó que el motivo de verter sistemáticamente era económico, el Jefe había comentado a sus subordinados que cuesta demasiado descargar correctamente los residuos en el puerto y que el superintendente en tierra no querría para pagar el gasto.

Finalmente, la investigación permitió determinar que el crucero llevaba vertiendo al mar desde el año siguiente a su botadura en 2005, además se detectaron comportamientos ilegales en los otros 4 cruceros de la compañía, Star Princess, Grand Princess, Coral Princess y Golden Princess. Veremos por donde les sale la broma y si llevaba desde 2005 vertiendo seguramente haya delinquido en más sitios no solo con ibuprofeno y viagra.

caribbean-princess

Esta entrada fue publicada en Medio Ambiente y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *