Hundimiento del Yate de Tito a la bilbaina

Bien es conocido que el A-91, Azor, era tripulado por aguerridos y diestros bermeanos. Tras la muerte del dictador, el barco fue conservado por la Armada, luego Felipe Gonzalez lo uso como yate, y creo recordar, que hubo un ciudadano de Extremadura que también pidió su turno para usarlo, aunque parece que ya no disfruto de él. Finalmente, fiel a la tradición marítima del país, el yate acabó en Burgos donde fue vandalizado.

Bueno pues ahora, el yate del Mariscal Tito, otro demócrata de aquellos años, lo han hundido para aprovecharlo como arrecife artificial, estos en vez de usar las técnicas modernas y depuradas de los americanos, como con el Oriskany, han optado por tener a dos de las afueras de Bilbao controlando el hundimiento programado, y como dicen los canarios «cagate lorito». Tras ver la segunda explosión y la famosa «succión» he recordado a los aguerridos bermeanos y al Azor.

El video, 4 minutos sin desperdicio, ojo a la actuación de los dos paisanos en cubierta.

Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *