Gazapo legislativo

Un barco al que los Neozelandeses no ha podido trincar, vertió al mar fosfuro de magnesio, un peligroso pesticida, y resulta que al investigar los hechos, se encontraron que la legislación internacional no prohibe su vertido al mar. Press release

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *