Port State Control negligente

La Corte Federal de Canada condena al Gobierno de Canada por los perjuicios causados por una inspección y detencción negligente de el Capsize M/V Lantau Peak en Vancouver.

Pasar la inspección del viejillo de pelo blanco en Port Hedland es una garantía para los siguientes puertos, pero parece que aquí no fue así, y el gobierno canadiense ha sido el responsable subsidiario. El juez dictaminó que una detención debe ser hecha tras una detallada inspección y las demoras producidas deben ser minimizadas. En este caso, el armador fue obligado a llevar a cabo las reparaciones en Canada y no le fue permitida la marcha a otro puerto más económico.

Una pena, porque sustos como éste, son los que hacen que los barcos estén bien mantenidos, más cuando hay que volver a cruzar el Pacífico de vuelta y en las aleutianas las dan bastante buenas, Agustin cuenta que acabo de arribada con el Primo por aquellas aguas y nosotros con el mismo barco, en el 94? acabamos corriendo el temporal hasta acabar detrás de Amchika con la caña del ancla dentro del pañol del contramaeste, la uno inundada, la dos un poco, sin líneas de lastre hasta la cuatro, ni escalas reales….

Dentro del trastorno que es una detención, no pudieron elegir mejor sitio y época para pasar una temporada, en el «septimo cielo» del marino, la calle del reloj de vapor, el stanley park, el mini bus del Seamans Club,… buenos recuerdos y más hoy que Agustin me ha estado enseñando los panfletillos que mandaba la MOC.

Si quereis ver o leer todo el texto de la Corte Federal, incluyendo los gastos reclamados detallados y los concedidos pinchar aquí.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *