Cuestión de tamaño

Interesante la entrada en el Blog de Hercules E Haralambides sobre el tamaño ideal de los buques portacontenedores y los puertos, para el armador es clave que los puertos permitan la entrada de sus megabarcos sin demoras, así cuanto más grande el puerto mejor. Desde el punto de vista del puerto, tener todos los atraques ocupados y barcos en espera quiere decir que el negocio va viento en popa, todo ello, siempre que no se escapen por exceso de demora.

La solución ideal: la intermedia como es obvio, pero los armadores se empeñan en hacer barcos más grandes para abaratar sus costes, aunque en la curva de explotación llega un momento que es casi plana. Del otro lado está la parte de los problemas que puede generar un mega containero, crucero, petrolero o lo que sea cuando no vienen bien dadas, pero eso no aparece en los costes de explotación del barco, ya se apañara el país que le toque y sus contribuyentes. Además, en el tema de los puertos, como bien mencionan en el blog, está la competencia entre puertos vecinos, que en muchos casos suelen ser del mismo propietario, cuando no estatales para alegría del contribuyente.

Así, podemos decir que mientras a los armadores les interesa megabarcos con megapuertos vacíos para ellos solos, al terrestre le conviene más la mesura, no solo por el desastre que pueda suponer un accidente del megabarco, sino por el dinero empleado en la infraestructura, que normalmente suele ser público, aunque bien conocida es la afición de los Ingenieros de Caminos de poner piedras y ganar metros al mar.

tamanos

Esta entrada fue publicada en Comercio y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *