William B

Esta entrada la tenía pendiente de hace días, así que vamos allá antes de que se subleven los de Tarso y me expulsen a las cohortes de la ciudad, sí, otra vez enganchado al Rome Total War.

Bueno a lo que iba, el Willian B era una preciosidad histórica, construido en madera en 1943 en Seattle, su vida había transcurrido trabajando para la Marina hasta 1963, año en que paso manos privadas.

En 1988, lo compro su actual dueño que lo transformo en yate, por aquel entonces, el William B estaba abandonado en un banco de arena del Rio Columbia, parece ser que tras varar, fue alcanzado y abordado por la barcaza que remolcaba, ésta le destrozo la popa y sus armadores lo abandonaron.

El pasado 31 de Octubre, el pequeño remolcador ardía mientras estaba atracado y a pesar de las 5 horas de esfuerzo de los bomberos, acababa hundiéndose cuando lo sacaban a aguas abiertas en California, sin entrar en si lo tenían que sacar o no, lo que llama la atención es la foto del remolcador rodeado de barreras y con la mancha de gas-oil contenida dentro. A ver si sale pronto el informe y la investigación.

wb

Esta entrada fue publicada en Accidentes, Barcos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a William B

  1. José Antonio dijo:

    Si no fuera porque es de madera, se le confundiría son uno de los LT que fabricaron los americanos durante la WW II, de los cuales unos cuantos (LT o ST) acabaron en España: «Cepsa nº 1» y algún otro en S/C de Tenerife; y el malogrado «Duende» ex- «Conde de Ruiseñada», ex- «Herkules» en Santander (desapareció vendido a Huelva,en marzo del 78).

  2. José Antonio dijo:

    Rectificación parcial al comentario anterior. Tanto los ST(Small tug) como los LT(Large tugs) se fabricaron tanto en acero como en madera.
    Los que aterrizaron por España eran de madera, hasta donde conozco.

  3. JMRC dijo:

    Eso mismo iba a comentar yo, es clavado (antes de que lo reformaran) al finado Remolcanosa Dos, ex-Gaya, ex-Cepsa (así a secas; nunca se llamó nº1, le llamaban nº 1 «en casa»), ex-ST-503, pero en madera. Aunque no me extraña, el Transportation Corps U.S. Army hizo los planos y luego los repartió generosamente a todos aquellos interesados.
    Una lástima que haya acabado así; lo único, si acaso, que lo pongan sobre picaderos en tierra, aunque pelado por dentro, si es que lo quieren conservar…
    En Vigo se pudo haber intentado algo así con el Remolcanosa Dos, aunque fuese de adorno en una rotonda. Todo siempre mejor, antes que el soplete!

  4. José Antonio dijo:

    Otra rectificación, esta vez a la rectificación del día 12: Los que aterrizaron en España fueron de hierro, no de madera. Al menos los que yo he conocido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *