M/V TELAMÓN

Moderador: Sebastian Cabot

Responder
Sebastian Cabot
Jefe
Jefe
Mensajes: 2150
Registrado: Mié 07 Nov 2007 12:46
Titulación: Jefe de la MM

M/V TELAMÓN

Mensaje por Sebastian Cabot » Sab 05 Ene 2019 10:40

Aquel sábado 31 de octubre de 1981 un temporal de viento azotaba a las Islas Canarias. No iba a ser un día tranquilo en el pequeño puerto de Los Mármoles, al sureste de la isla canaria de Lanzarote. Se recibía la llamada de un carguero que se acercaba a tierra en franca demanda de auxilio y asistencia urgente, pues se le había producido una seria vía de agua. Procedía de Abidjan y San Pedro, Costa de Marfil (Golfo de Guinea), y llevaba un importante cargamento de enormes troncos de madera hacia el puerto griego de Tesalónica, en el Mar Egeo.
Una simple ojeada a la avería bastó para comprender que la situación del buque revestía la suficiente gravedad como para tomar la decisión de dirigirlo fuera del muelle, pues la posibilidad de que se hundiera en el interior del puerto lanzaroteño inutilizándolo era un temor nada infundado, máxime con las previsiones del estado de la mar para el día siguiente en Canarias: fuerte marejada con algunas áreas de mar gruesa.
El TELAMON había sido construido en los astilleros de Caledon Shipbuilding & Engineering Co. Ltd., de Dundee. Nº de grada 489, botado el 24 de septiembre de 1953. Un año después fue entregado a la Temple Steamship Co siendo bautizado con el nombre TEMPLE HALL, matricula de Londres.
Se trataba de un buque destinado a carga general con una eslora de 139,6 metros, una manga de 17,89 metros y un calado de 8,21 metros. Desplazaba 7.733 TRB, propulsado por un Doxford de 4 cilindros de 3.600 HP, capaz de imprimir una velocidad de 12 nudos.
En 1969 el TEMPLE HALL fue vendido a Demetrios P. Margaronis, de El Pireo. Siendo rebautizado como PANTELIS, quedó registrado en El Pireo enarbolando a partir de entonces la bandera griega. Al año siguiente fue vendido a la Compañía Naviera Para Viajes Sud América, de Panamá, conservando la misma enseña.
En 1977 volvió a cambiar de propietarios, pasando a la Telamon Maritime Co., y nuevamente fue rebautizado, esta vez con el mítico nombre de TELAMON (4), continuando bajo pabellón griego.
Comenzando la década de los años ochenta del siglo pasado el aspecto de su casco evidenciaba la carencia de un mantenimiento adecuado, un maldito candray, apenas se adivinaban sus colores, casco negro, superestructura blanca y chimenea azul, bajo la capa de óxido, y así, tras embarcar un gran cargamento de madera en Costa de Marfil con destino a Grecia, se hizo a la mar Atlántico arriba el 21 de octubre de 1981, pero al llegar a la altura de Canarias, en el estrecho de La Bocaina, una vía de agua abierta en el casco que inundó algunas dependencias del buque con gran rapidez, obligó a su capitán a demandar ayuda en la isla de Lanzarote, ante el temor de un inminente hundimiento, debido, ante todo, al tipo de carga que transportaba en sus bodegas y cubierta, y cuyo corrimiento hubiera podido resultar muy peligroso para la integridad del buque y de su tripulación.
De inmediato, comenzaron a bordo los trabajos de achique, pero ante la enorme cantidad de agua que continuaba entrando, su capitán, puesto en comunicación a través de VHF con el práctico del puerto, le puso al corriente de la desesperada situación. El práctico consideró que no era conveniente que se procediera a su atraque porque la escora que traía lo hacía inviable.
El puerto de los Mármoles, en Arrecife, es pequeño, y no se podía permitir un accidente de la magnitud que se adivinaba, por lo que el TELAMON, acompañado de la falúa del práctico, se desplazó unos pocos cientos de metros más allá quedando a la altura de Las Caletas, frente a unos depósitos de combustible de DISA, con la intención de embarrancar suavemente sobre un lecho arenoso en la auténtica bahía de los Mármoles, situada detrás del espaldón del muelle que lleva su nombre. La maniobra se realizó con gran pericia; dos cabos fueron tendidos a tierra, el buque había quedado, con la proa a tierra, a escasos metros de la orilla para quedar amarrado. Presentaba una ligera escora a babor, pero en principio no ofrecía peligro para su seguridad.
Los 29 tripulantes del TELAMON, en su mayoría griegos aunque algunos procedían de Ghana, Mali y Costa de Marfil, fueron desembarcados y alojados en las dependencias de la Casa del Mar y en la residencia San Ginés.
El lunes 2 de noviembre llegó a la isla el armador del TELAMON para comprobar personalmente la dimensión del accidente. El casco fue reconocido por buzos del varadero de Naos, y su informe no se hizo esperar: la vía de agua se había producido a la altura de la bodega 2 que se encontraba inundada y llena de troncos de árbol. Al día siguiente, en una avioneta procedente de Londres, llegaron tres técnicos pertenecientes a una asociación ecologista de amigos del mar, con el equipo necesario para evitar una posible marea negra en el caso de que se rompiera algún tanque; no debemos olvidar que llevaba a bordo 260 toneladas de fuel-oil y 60 de diesel-oil. De inmediato se pusieron manos a la obra e instalaron una gran plataforma neumática rodeando el casco del TELAMON. Entre la enorme balsa y el casco fue esparcido un líquido especial para disolver el fuel-oil en el caso de vertidos.
Días más tarde llegó el pequeño petrolero MAYORGA perteneciente a CEPSA, el cual, abarloado al TELAMON, se encargó de trasvasar el combustible.
Poco después del siniestro, la mercancía fue desembarcada y llevada a tierra Tiempo más tarde, una empresa mostró su interés por reflotarlo, pero al enterarse de lo carísimo que podía salir el proyecto desistió, y nunca nadie más mostró interés por el TELAMON.
Al quedar a su suerte tan cerca de la costa, durante una temporada fue incluso habitado por “okupas”, pero no era la morada más cómoda que pudiera encontrarse, por lo que optaron por buscar alojamiento más accesible.
TELAMON 00.jpg
Tiempo después, los azotes de un temporal hicieron rolar al desahuciado TELAMON sobre su posición y el oleaje acabó partiéndolo en dos. A día de hoy todavía se puede contemplar la sección de popa que está fuera del agua, sostenida en la nada y languideciendo a merced del sol y de la sal, llamando poderosamente la atención de quienes pasan por la carretera que une Costa Teguise con Los Mármoles.
Pero no está completamente abandonado, aunque su aspecto así lo sugiera. Es visitado con cierta frecuencia por submarinistas que unen afición a curiosidad y que han descubierto, por ejemplo, que aún se puede apreciar la sala de máquinas.
En la actualidad es utilizado como zona de entrenamiento por grupos de rescate, de emergencias y subacuáticos para el salvamento de víctimas en barcos semihundidos.
TELAMON 2.jpg
El viejo TELAMON, aun mutilado, todavía puede presumir de seguir combatiendo con la mar, cada día, con cada ola...
Ahora están en la pelea de si desguazar los restos o preservarlos para buceadores y turistas.
saludos
cabot

Sebastian Cabot
Jefe
Jefe
Mensajes: 2150
Registrado: Mié 07 Nov 2007 12:46
Titulación: Jefe de la MM

M/V TELAMÓN

Mensaje por Sebastian Cabot » Lun 06 May 2019 7:15

Noticias del TELAMON,
Acotado el perímetro del barco semihundido junto al muelle de Los Mármoles, por iniciativa de la Autoridad Portuaria, a la espera de que prospere la subasta para facultar la retirada.
TELAMON balizas.jpg
Hace meses que en el tramo costero más próximo al punto donde reposan los restos del TELAMON se colocaron advertencias de prohibición de acceso a los restos del pecio junto al muelle de Los Mármoles, en Arrecife. Pese a ello, ha seguido siendo frecuente la presencia en el buque de bañistas y submarinistas. Por ello, por parte de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, a expensas de ver cómo prosperan las acciones emprendidas por el Ministerio de Defensa para permitir la retirada de los restos, se ha decidido acotar el perímetro, tanto en superficie, como a nivel submarino.
Mediante el empleo de un contrato menor, con una dotación por debajo de 15.000 euros, días atrás se contrató a la empresa Dragados Canarios para acometer la instalación de la barrera destinada a que no se pueda llegar al barco, salvo que se opte por romper la red colocada. La instalación ya se ha completado.
Y ahí quedarán los medios dispuestos hasta el verano, como poco. Según fuentes oficiales, se espera que a lo largo del estío prosperen las medidas a tomar por Defensa para concretar la extracción de los restos del carguero, tras primeramente haberse tenido que anular el acuerdo que en su momento había alcanzado la Autoridad Portuaria de Las Palmas con un operador local especializado en el tratamiento y comercialización de chatarra.
.Con el transcurrir de los años ha ido perdiendo algunas piezas, con el añadido de que es una fuente de contaminación del medio marino. Pese a ello, se ha llegado a realizar una campaña para evitar ser sacado del lugar.
Noticias de CANARIAS 7 edición digital
saludos
cabot

Sebastian Cabot
Jefe
Jefe
Mensajes: 2150
Registrado: Mié 07 Nov 2007 12:46
Titulación: Jefe de la MM

M/V TELAMÓN

Mensaje por Sebastian Cabot » Lun 16 Dic 2019 7:55

La Armada saca a subasta los restos del TELAMÓN, según las noticias aparecidas el pasado octubre en el diario La Provincia.
La Jefatura de Apoyo Logístico del Arsenal de Las Palmas de la Armada ha sacado a subasta pública la extracción y posterior venta de los restos del buque Telamón, que encalló en una ensenada junto al puerto de Arrecife el 31 de octubre de 1981 con un cargamento de maderas. A punto de cumplirse los 38 años del naufragio, la Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material de Canarias de la Armada ha iniciado el proceso por el que se pretende retirar la chatarra del buque que hasta hace poco ha servido de reclamo para los submarinistas.
Entre los restos del Telamón, que está varado en la bahía entre Punta Grande y Punta Chica, junto al dique de abrigo del Puerto de Arrecife, se encuentra un ramal de cadena del buque, tres generadores y un motor principal propulsor, numerosos chigres, bitas y cabrestantes en la zona de los restos de proa, al menos dos troncos de madera, uno de los mástiles, el de popa sigue a bordo, y el de proa está en el fondo en buenas condiciones, el eje propulsor principal del buque sin hélice, cuadernas/estructura y pantoque del buque, al menos dos botellones de aire de 100 litros, timón y mecha, y pequeñas redes de pesca y numerosa cabuyería del barco.
TELAMON superestructura.jpg
No obstante, en el pliego de condiciones se deja claro que los restos del barco "una vez extraído de la bahía, se considera chatarra y queda prohibida expresamente su transmisión a terceras personas para fin distinto de la enajenación prevista en esta subasta".
En el pliego de la licitación se destaca que "salvo causas de fuerza mayor, "que deberán ser conveniente valoradas y convenidas expresamente por parte de la Administración, el plazo para la ejecución de los trabajos será de un año (365 días naturales) a partir de la firma del contrato por el adjudicatario.
De igual forma, el material extraído se depositará en un lugar a designar por el contratista, que se hará cargo de su custodia, y que comunicará a la Ayudantía Naval de Lanzarote. De igual forma, el comandante de la Ayudantía Naval de Lanzarote designará al inspector, para su pesada y valoración. El contratista estará obligado a adoptar las medidas oportunas ante la Autoridad Portuaria correspondiente a todos los efectos, y especialmente en lo relacionado con el balizamiento de la zona de trabajo y la notificación preceptiva al Instituto Hidrográfico de la Marina para la publicación del Aviso a los Navegantes. Todos los gastos tanto directos como indirectos (licencias, seguros, transportes, etc.) a que hubiese lugar con motivo de la ejecución del contrato serán a cargo del contratista, excepto aquellos inherentes a la Administración.
Según el informe elaborado por la Armada, el buque reposa sobre un fondo de arena y muy próximo a la costa con formaciones de piedra en sus inmediaciones. "Los restos de proa se encuentran en una sonda respecto a la bajamar escorada de ocho metros, la parte central entre cinco y seis metros, y la popa a 1,5 metros", destaca el documento que añade que "el agua presenta una transparencia notable, con más de 20 metros de visibilidad prácticamente todo el año".
TELAMON bodega.jpg
Aunque en un primer momento fue la Autoridad Portuaria de Las Palmas la que llegó a convocar un concurso para la extracción del buque, al final ha sido la Armada la que ha llevado a cabo este proceso porque son suyas las competencias en base a la Ley 60/1962 de 24 de diciembre, de Régimen de auxilios, salvamentos, remolques, hallazgos y extracciones marítimas.
Al no poderse establecer previamente el valor del material a extraer, con aproximación suficiente, se acuerda para la primera subasta que el 20% del valor de lo que se consiga extraer será para el Estado. Un valor que baja hasta el 12,28% a partir de la tercera subasta en el caso que queden desiertas las primeras.
Saludos
cabot

Responder