¡Hola Amigachos!

Un buen sitio para la tertulia y comentario distendido y amable sobre acontecimientos presentes e incluso pasados.
Responder
Lukigorria
Of. Máquinas
Of. Máquinas
Mensajes: 167
Registrado: Mar 02 Dic 2003 14:46

¡Hola Amigachos!

Mensaje por Lukigorria » Vie 22 Oct 2004 16:41

Queridos Rigel, Patache, y demás contertulios:
No voy a contaros lo que sufre un ex - jefe de Maquinas cuando le falla el sistema de este endemoniado aparato, tiene que pedirle sopitas a su hijo, y a cambio se tiene que dedicar al equipamiento del piso que se ha mercado el infante. Estoy dedicado a la dirección (menos mal) del equipamiento y pelea consuetudinaria con los encargados de los distintos “gremios”. En fin, algo a lo que nunca hubiese accedido, si no fuese por la coacción a la que estoy sometido.
Visto el asunto del PUB desde la impotencia de tener el “aparato” fuera de punto (me refiero al ordenador, “Pillastres”) observo una caída aparatosa en las intervenciones del “Frente de Juventudes”, no quisiera pensar que se debe a la intrusión de ciertos “clientes” que no parecen tener en consideración el carácter reposado y lúdico-festivo, que en general se observa en este lugar, en el que ha habido deserciones tan importantes como Simbad, o El Corso, e irrupciones de algún que otro novato cuyo entusiasmo juvenil ha dado al lugar un aire nuevo, fresco, sin dejarse llevar de esas nuevas tendencias “apocopantes”.
Tengo que daros las gracias a los que os habéis interesado por mi estos días, podéis estar seguros de que os lo he agradecido de corazón, como de corazón os mando un fuerte abrazo a todos.
;-))))) Lukigorria.
PD: No se si recordáis la tragedia ocurrida en Rota como consecuencia del hundimiento de una patera. Parece que el asunto ha quedado resuelto, el Capitán del barco que dio el aviso, ha sido exonerado de toda culpa. Creo recordar que en el foro se debatió el tema por aquellos días y hubo algún miembro que considero que actuó de forma negligente

Avatar de Usuario
Iñigo
Site Admin
Mensajes: 2300
Registrado: Dom 09 Dic 2001 11:47

Mensaje por Iñigo » Dom 24 Oct 2004 10:07

En menuda guerra te has metido o te ha metido el chaval, con lo informales que son los de ese gremio, se te echaba de menos por estos lares.

El caso de la patera de Rota, aun colea, a pesar de haber sido sobreseido, el defensor del pueblo andaluz intenta reabrirlo.
Europa Sur escribió: La juez que archivó la investigación sobre el rescate no halló indicios de responsabilidad penal alguna en la actuación de quienes participaron en la operación, pero afirma en su auto que se perdieron "minutos trascendentales" y que efectivamente hubo un retraso en el salvamento por tres motivos: por falta de medios materiales, por falta de personal y porque se produjo "una cierta descoordinación".
La ausencia de medios, señala la juez, "puede determinar la existencia de responsabilidades civiles, administrativas, disciplinarias o de otra índole, pero en ningún caso responsabilidad penal".

http://www.europasur.com/europasur/arti ... idcat=1285
Iñigo Landeta

PATACHE
Piloto 1º
Piloto 1º
Mensajes: 116
Registrado: Dom 14 Dic 2003 9:12
Titulación: Agregado

Mensaje por PATACHE » Dom 24 Oct 2004 17:53

Ante todo gracias por tu saludo amigo Lukigorria, y bien venido de nuevo al club, por lo que se ve, ha salido lo que en principio pronosticamos. Hemos dicho, seguro que se halla bien este donde este; pero vemos que no también frente a estos monstruos llamados ordenadores o computadoras -da igual- que; a lo mejor, quizás todavía ninguno de nuestros jóvenes y entusiastas coparticipes no sepan hasta donde pueden llegar estos malditos aparatos metidos a “navegantes” y a “jefes de maquinas”: a continuación este relato se lo dedico a nuestro amigo Lukigorria; como ex Jefe de Maquinas y nuestro amigo Rigel como ex capitán de MM. Y aquellas otras personas aficionadas a este tipo de relatos: recibir un afectuoso y cordial saludo.

NOTA: Conozco a Jaime Oliver y su obra en el campo de la ingeniería naval, aún me acuerdo cuando construyó aquella serie de yates “REVILO” –Oliver al revés- algunos de hasta de 20 metros de eslora y 1200 c. v. de potencia que se construían en la dársena de Udondo. Y su hermano también arquitecto diseño el puerto deportivo de Puerto Sherry (Bahia de Cadiz), un adelantado de su tiempo una maravilla.
Patache

El relato:
Listo de maquinas final del paso del canal de Suez destino, El Golfo: los convoyes de petroleros íbamos saliendo del canal abriendo maquina a todo lo que podían dar aquellos ya gigantes petroleros. Los oficiales de máquinas de guardia habían pasado a automático bajo control computerizado, el control de maquinas y calderas. Se escucha inesperadamente -alarma general-. El indicador de averías señalaba lo que estaba ocurriendo, caída de presión del vapor a la turbina principal y señalaba calderas fuera de servicio. Se habían apagado las calderas, que a su vez había producido la ralentización de la máquina principal. Cuando se produce una avería en las calderas, los quemadores de los hornos se apagan automáticamente y, por tanto, cesa la producción de vapor. Sin embargo, está prevista la continuidad de servicio de los alternadores mediante una reserva de vapor que permite utilizar la corriente eléctrica durante unos pocos minutos más y despues automáticamente entra en servicio el alternador diesel de emergencia, tampoco salto. Esto significa que podíamos disponer de los minutos de reserva y poco podíamos hacer; pero no se pudo hacer nada, no aparecía la avería ni el ordenador tampoco decía donde podría estar; lo único que hizo fue apagar las calderas. Se cumplió la orden del jefe de maquinas, encender los quemadores sin más dilación para intentar resolver la situación de servicio, por lo menos de un turboalternador. Las calderas comenzaron a funcionar y nosotros nos pusimos a buscar por todas partes, intentando descubrir las causas de la avería. Pero seguíamos sin encontrar nada no encontramos nada.
Con las calderas ya encendidas pronto, tuvimos vapor ya que aun se conservaba el fuel casi a la temperatura de servicio y las máquinas empezaron a funcionar de nuevo, sin que los quemadores recibieran señal alguna de fuera de servicio. Pero seguíamos sin conocer las verdaderas causas de la avería. Al cabo de unas horas de revisarlo todo, se pudo encontrar la razón de la avería. En el sistema de ventilación forzada de la caldera hay dos válvulas discoidales que se cierran por la propia acción del aire. El aire pasa por una válvula reductora de presión que hace bajar ésta de siete kilogramos a medio kilogramo. Es tan sólo una pequeña válvula, en cuyo interior hay alojado un cilindro de acero con un anillo torico de goma de dos milímetros de espesor. Este anillo torico se había roto, provocando un momentáneo aumento de presión en las dos válvulas discoidales o amortiguadores de escape, como se suelen llamar. Este aumento, a su vez, se reflejó en la caldera y en los automatismos de control del fuel y se produjo el apagado automático de los quemadores, con la consiguiente detención de las máquinas y del buque. Una diminuta e insignificante pieza de 6 milímetros de diámetro nos había inmovilizado, pero nadie habría podido prever lo ocurrido, ni el ordenador podía advertirnos lo que en realidad había ocurrido ni dónde había ocurrido. Todo lo que pudo hacer el sistema automático computerizado fue intentar detener la marcha del buque -y dejarnos en una muy difícil y peligrosa situación, con vapor para solo unos minutos- y dejarnos a nosotros el trabajo de buscar la causa. Al capitán y a sus oficiales la horrorosa responsabilidad de quedar sin gobierno a aquel gigante con cierto ángulo de timón ya metido, creo que fue horroroso. Imaginémonos aquella flota de petroleros todos en lastre abriendo máquina hacia su destino, se sabia que el que primero llegara a las terminales primero cargaba; aunque había algunas como las de Mina Ahmadi, que admitían hasta seis supertanques a la vez.
Si hubiese habido una colisión, hubiese habido un trágico accidente, -pues la explosión hubiese sido fulminante- uno mas, a consecuencia de la automatización naval que tantos millones a han dado ganar a los armadores como consecuencia del recorte de tripulaciones. Por otro lado decir que en aquellos tipos de buques no se conectaba el automatismo hasta recibir el “listo de maquinas”; o sea que la avería se produjo ya, avante toda. Las calderas eran Babcock & Wilcox y las turbinas Parsons de 25000 c. v. este barco tenia 100 000 T. M.

Rigel
Segundo
Segundo
Mensajes: 325
Registrado: Dom 30 Nov 2003 13:57

Regulación

Mensaje por Rigel » Lun 25 Oct 2004 18:59

Ya estamos acá—como se dice en la jerga gitana—los tres purís dispuestos a contar a nuestros muchachos, que nos quieran leer, relatos verídicos de aquella otra forma de vivir en los barcos, incluso con malévolos computadores y microprocesadores para regular toda una instalación de la tira de caballos para mover un monstruo de 100.000 TM de nada. Tienes toda la razón del mundo Patache, una junta toroidal de unos cuantos euros podía haber producido una catástrofe con perdidas materiales incalculables y lo que hubiera sido más desgarrador, la desaparición de vidas humanas. Un acierto para el Jefe de Máquinas al no dudar poner en marcha la instalación de inmediato a pesar de la orden del control. Me acuerdo de un cursillo que dimos en Barcelona sobre regulación automática, en la nos ensalzaron las magnitudes del sistema—y cómo habíamos podido vivir sin él—un mes hinchándonos de ecuaciones diferenciales y transformadas de Laplace, he de reconocer humildemente que no me enteré de nada, solamente asimilamos algo por los diferentes esquemas de bloque y recuerdo de un “protocolo de FielBus” para calderas, los lazos de control, y de la válvula discoidal volví a recordarla cuando operaron a mi mujer de cataratas y explicarme el oftalmólogo que el iris tiene una estructura discoidal o tinaja.
Lukigorria, que bien vivían aquellos maquinistas que ponían la boina sobre el manómetro y con un magistral golpe de mandarria se hacía callar a una válvula del pistón de alta que pitaba lastimosamente. Tal como conté en cierta ocasión, los mayores hemos disfrutado paso a paso del progreso en la náutica y máquinas, me ha dado pena que algunos estudiantes llamen “ karachadas” a los conocimientos de navegación astronómica que parece ser imparten, por encima, en las Escuelas. Está visto que hoy no se mire al cielo para navegar, sinceramente creo que cabe todo.
Un abrazo para vosotros compañeros, Lukigorria y Patache y a posibles lectores un saludo de Rigel.
PD.- Ya me han dado de alta como piloto de aeromodelos de radiocontrol, cosa que dudaban ciertos jóvenes del Club, naturalmente a costa de dos aparatos estrellados y recogidos con escoba. Volar el Stearman lo dejo para más adelante, pues ese lo hice palito a palito y si lo rompo no podría aguantar el cachondeo de mi mujer.

Responder