Tiempos pasados

Un buen sitio para la tertulia y comentario distendido y amable sobre acontecimientos presentes e incluso pasados.
Responder
Rigel
Segundo
Segundo
Mensajes: 325
Registrado: Dom 30 Nov 2003 13:57

Tiempos pasados

Mensaje por Rigel » Vie 30 Jul 2004 9:52

Querido Lukigorria, a parte de estar entretenido con otros menesteres, he esperado que alguién se diera por aludido y aceptara entrar en el Pub ante la afable y cariñosa invitación formulada por ti, pero no ha sido así, y lo siento. Pero aquí estoy yo para reparar ese olvido, contando una de mis vivencias de antaño, cuando éramos más cándidos.

TÍMIDO

En aquellos tiempos era yo un joven e inexperto agregado de un carbonero, sin más conocimientos de la vida que los propios, adquiridos a duras penas en un ambiente excesivamente moralista y vuelta de las buenas costumbres que tan paternalmente nos encauzaban nuestras autoridades, tanto eclesiásticas como políticas en una ciudad de primera, no por la propia idiosincrasia del pueblo, sino por haber salido de un conflicto del que no me atrevo ni a nombrar. Pocos fueron los afortunados que aceleraron su pasantía de como comportarse en la vida social, y como desenvolverse en lugares públicos, desgraciadamente yo no era de esos; por ejemplo, cuando me apetecía entrar en un bar solamente sabía pedir una gaseosa o un vaso de leche, que en el Sur siempre era de cabra, pero de ahí no pasaba, me asustaba pedir otra bebida, incluso de las que se exhibían en las estanterías, en cierta ocasión armándome de valor me atreví a solicitar al camarero señalando con el dedo:
-Póngame un vaso de esa botella -no, de esa no, de esa barriguda y cuello alto-
-El señor desea que le sirva una copa de Calisay-
Qué humillación y vergüenza, por el tono de voz al llamarme "señor"y decir copa en vez de vaso. No lo podía soportar, a partir de entonces ni tan siquiera me atrevía a pedir una limonada como antaño y no tenía más remedio que apagar mi sed en las fuentes públicas, hasta que un venturoso día me encontré en Musel con un alegre condiscípulo mío, hombre de mundo donde los haya, gran conocedor de la que ahora llamaríamos "beautiful people", y que ya había tenido la fortuna de compartir habitación en una encantadora pensión de la Plaza Real en Barcelona, cuando finalizábamos con éxito nuestros estudios de náutica.
Mi amigo, tal como le correspondía a su clase, estaba enrolado de agregado en un clásico buque de la Transmediterránea, Jacinto Verdaguer, eso sí actuando de carbonero, pero esa humillante y sucia carga no desmerecía en absoluto la compostura de su oficialidad, siempre de uniforme dados a cultas y profundas tertulias en las cámaras, marcando distancias con otros oficiales enrolados en esos bastos y ordinarios carboneros que por cómoda vestimenta llevábamos un pantalón milrayas, camisa de franela, chapela y calzados con unas cómodas alpargatas azules.
Alegría manifiesta en nuestro reencuentro luego de más de un año desde Barcelona, le encontré más radiante que nunca, se le veía seguro en sus modales, dominando siempre la acción en el entorno. En aquellos días de verano Gijón bullía celebrando sus fiestas mayores.
-Me han dicho que en Somio Park hay mucha animación y lindas muchachitas muy dispuestas a dejarse acompañar por apuestos marinos como nosotros - dijo mi atrevido amigo
- Estupendo, vamos - le contesté impregnado de esa vitalidad y augurando una deliciosa velada.
Allí fuimos sin perdida de tiempo; al entrar en el recinto se vivía un ambiente que solamente se disfruta en Asturias. Enfrente de la entrada estaba situada una surtida barra repleta de jóvenes, con una manifiesta mayoría femenina.
- ¿Te apetece una copa, para ir tomando posiciones?- lo dijo con el tono de una persona acostumbrada a estar en sociedad. Y en dos zancadas nos encontramos apoyados en la barra. Inmediatamente me temblaron las piernas y la garganta se me secó de repente, ¡ qué horror ¡ ¿qué pido al camarero? Yo no sé pedir nada, ¿un chiquito de vino?, ¿un vaso de leche?, ¡no! fuera de lugar... y de repente cuando ya iba a volverme al barco, oigo con voz templada y bien modulada dirigiéndose al barman:
- Por favor, un 103 etiqueta negra- no comprendí el mensaje, pero el camarero sacó de debajo de la barra una botella de diseño y comentó complacido:
- Tiene buen gusto en elegir este brandy de Bobadilla - me quedé atónito, le habían comprendido sin pestañear, ¿era así de sencillo?. Yo estirándole el impecable polo que llevaba le dije en voz baja:
-Pide otra copa para mí - ¡increíble!, la siguiente la pedí yo. Me había librado para siempre del funesto complejo.
Vosotros pensareis ¿ cómo terminó la fiesta?. Muy fácil, la última frase que recuerdo antes de amanecer a bordo la dije yo detrás de unas mozas:
- ¡¡¡ PASO QUE MANCHO!!!

Ahora resulta, según sabias opiniones en el foro de radiocontrol, que el Estearman está falto de motor y ha habido varios desastres, recomiendan sustituir el Leo 28 por O.S. Max de 40. Veremos que hago antes de meterlo en el aire, de todas maneras estoy haciendo prácticas, al atardecer, con un entrenador y he vuelto a mis buenos tiempos. A lo mejor Chus te comentó mi afición a la aviación deportiva. Un abrazo querido amigo Luki y también para Patache, por supuesto a posibles lectores. Rigel o Juan, a gusto.

Lukigorria
Of. Máquinas
Of. Máquinas
Mensajes: 167
Registrado: Mar 02 Dic 2003 14:46

Mensaje por Lukigorria » Dom 01 Ago 2004 12:45

Querido Rigel:
Creo que sin lugar a dudas, el sujeto en cuestión, ha llegado “arrasando” de tal modo que deriva en la autocomplacencia propia de los genios, no es de extrañar que unos “vejetes” mas o menos simpáticos le resulten poco interesantes, desde luego mucho menos que, haciendo gala de su exacerbada sensibilidad bombardear el foro, con las maravillosas poesías de su amiga la de Orense, que por otra parte no necesitan del uso de “supermegaletra hipercoloreada" para llamar la atención. Lo del pingüino “muy gracioso”.
No quisiera “pasarme” pero amigacho Rigel, creo que podremos sobrevivir sin su asistencia al PUB, es mas, visto lo visto creo que me gustan mas tus historias, que de puro verdaderas me hacen vivir otras parecidas de las que fui victima, o quizás mejor diría participe, puesto que nunca me sentí del todo “victima”.
Así pues no seamos malos, perdonemos la descortesía y achaquémosla a la dificultad de adecuar la agenda, que hoy se da entre la gente joven, tan ocupada como esta de ordinario.
Vayamos a lo que realmente resulta importante. El vuelo del Estearman: Te adverti con tiempo que pusieses un Maquinista en tu vida, ahora ya ves, después de todas las dificultades por las que has tenido que pasar te ves “falto de motor” y nosotros, e incluyo al inefable Patache, quedamos aquí con la miel en los labios y sin un buen “capotaje”que llevarnos a la boca, para zaherirte un poco pero sin acritud.
Esperemos que pronto deshecho el entuerto y remodelado el Estearman pueda volar cual esta mandado, y nosotros respiremos tranquilos libres ya de esta tensión.
Me olvidaba del capitulo pesquero. ¡ Barbaro! Es lo único que definiría la campaña, por cierto con abundancia de “bonito del norte”aunque como comprenderás, como armador modesto, mis capturas se reducen a pequeños ejemplares de los aquí denominados “tomateros” (de alrededor de los tres Kilos) y no todos los días, pero en general bien.
Un fuerte abrazo amigo Juan, extensivo a nuestros fieles (creo) contertulios de:
:wink: Lukigorria

PATACHE
Piloto 1º
Piloto 1º
Mensajes: 116
Registrado: Dom 14 Dic 2003 9:12
Titulación: Agregado

DE AVIONES Y PETROLEROS

Mensaje por PATACHE » Dom 01 Ago 2004 18:16

Para Rigel y Lukigorria y demás contertulios afines

La teoría y la experiencia hidrodinámica que enseña a calcular y a diseñar la carena de una embarcación para que responda a los requisitos detallados de la técnica, no es lo mismo que en aerodinámica se enseña como calcular los planos de sustentación (carena) de un avión para que pueda despegar y volar aunque algunos marinos en discusiones sobre los planos de sustentación y la analogía de los dos conceptos de sustentación hidronáutico y aeronáutico.

Esperamos que nuestro querido amigo Rigel en este punto esté absolutamente de acuerdo, porque el avión podría precipitarse -entrar en perdida, dicen los expertos del medio-, la aeronáutica no concede el empirismo que es un espacio al que siempre acuden la mayor parte de los diseñadores de embarcaciones de todo tipo, desde los VLCC (*) hasta las utilizadas y en la náutica deportiva, porque el casco de una embarcación en movimiento; aunque sea de forma grosera, flotará siempre, así que considero, desde el punto de vista practico mas segura la embarcación de nuestro amigo Lukigorria y además, encima se pueden pescar bonitos. De todos modos podremos los mas carrozas; aunque de escritores y esas cosas cero patatero. Decir esto otro:
A los instruidos; sea del tema que sea, que no olviden esto que se dice por ahí: que recuerden que fueron aficionados: los que construyeron y gobernaron el arca de Noé..., y profesionales los que construyeron gobernaron el “Titanic”, y...el cual, como se sabe, se hundió.
Sin más os manda un abrazo deseándole a Lukigorria una buena y placida costera de bonito y a Rigel la terminación y prueba de su avión, no se nada de aviones, me dan pánico; y como a la mayoría de los que hemos tenido que ir por esos mundos a ganarnos el pan –navegar-, yo por lo menos, he quedado de viajes en avión hasta la coronilla, viajes largos a veces muy largos que daban la impresión de que nunca ibas a volver.
Patache

El ladrillo que inserto a continuación es consecuencia de la construcción de buques con modelos experimentales y homogéneos a los que se les aplica un empirismo llamado de similitud mecánica o algo así, con las nefastas consecuencias enunciadas en lo escrito mas abajo proveniente de alguna de mis bibliografías o apuntes que ha surgido a consecuencia de la copia de modelos en la construcción naval.

(*)La construcción de estos grandes buques, al precio y a la velocidad que se requerían, exigía nuevas fórmulas y tecnologías, que hubieron de producirse bajo un gran apresuramiento. Las razones de que Japón haya sido capaz de estas realizaciones son muy interesantes. Japón se había situado detrás solamente de Gran Bretaña y de Estados Unidos en la construcción naval del mundo antes de la guerra, y construyó los mayores navíos de guerra, el “Yama” y el “Masashi”. Presionados por una gravísima situación de guerra, los hábiles japoneses lograron alcanzar una nueva producción semiautomatizada y tipificada y unos métodos de montaje sólo comparables con los desarrollados por los norteamericanos en la construcción de los buques Liberty, que se entregaban con el vapor a presión a los diez días de habérseles colocado la quilla. Pero el lanzamiento de la iniciativa de la industria naval japonesa después de la guerra se debe fundamentalmente a un hecho curioso: a pesar de los sistemáticos y destructores bombardeos efectuados por los aliados, las instalaciones de los astilleros y diques secos japoneses pudieron escapar indemnes. Especialmente curioso fue el caso del gran astillero Kure, cuya destrucción fue total, excepto las gradas, el dique seco y los almacenes. Fue precisamente la conservación de este dique seco, en el cual se había construido el acorazado “Yama” lo que permitió a los japoneses situarse en los primeros puestos en la construcción; allí se podrían construir buques de 150.000 toneladas. El general McArthur impuso severas restricciones a la industria naval japonesa, a consecuencia de las cuales éstos no sabían qué hacer con sus astilleros ni con sus parados, aunque altamente capacitados, ingenieros y proyectistas. La solución para estos últimos fue hacerles destinar sus horas a la busca de nuevos procedimientos para la construcción de buques tan económicamente como fuese posible y limitarse a proyectar nuevos buques especializados. En 1952 la genialidad de las ideas de estos ingenieros fue captada por Ludwig. Este armador de petroleros norteamericano salió del astillero Kure y se dirigió al gobierno japonés. Ludwig traía consigo todas las avanzadas teorías norteamericanas de tecnologías relativas a la prefabricación y tipificación de métodos utilizadas durante la guerra. Los astilleros comenzaron a proyectar y construir buques mayores de cuantos se habían proyectado hasta entonces en el mundo; la era de los VLCC había empezado.
Todo esto es muy admirable e ingenioso, pero los superpetroleros, construidos donde sea, mediante cualquier procedimiento y por cualquiera, empezaron a acusar anormales tensiones y esfuerzos y defectos estructurales muy peligrosos.
Han crecido demasiado y demasiado deprisa, sin el necesario conocimiento de las solicitaciones a que da lugar la enorme masa de sus cascos. El hecho de que hayan bastado seis años para pasar de los buques de 100.000 toneladas a los de 300.000 significa, por de pronto, que a pesar de su evidente diferencia de cuales quiera otros, han crecido demasiado deprisa para que exista alguna experiencia acerca de sus cualidades marineras y sus defectos y, hasta cierto punto, puede decirse que se han construido a ciegas. Nada se sabia, ni se sabe actualmente, con certeza acerca de su comportamiento en mar abierto a plena carga y sus maquinas al máximo rendimiento.
Los cascos largos han mostrado una gran disminución de la resistencia calculada. Son propensos a arquearse y partirse bajo ciertos esfuerzos, a veces incluso en los astilleros o en el momento de su botadura, cuando todavía no se ha terminado su construcción. Algunos han recibido graves daños durante su lanzamiento al agua, otros han regresado de sus viajes inaugurales de prueba o de sus primeros viajes comerciales con parte de los elementos de su estructura resistente interior torcidos. En 1968, cuando unos doscientos superpetroleros de 150.000 toneladas o más se encontraban en construcción en diversos lugares, se debió aplazar la entrega de la mayor parte de ellos durante algún tiempo a causa de modificaciones exigidas por la práctica.
Cierto número de petroleros se hicieron pedazos, literalmente, durante grandes temporales, recordando así lo ocurrido con muchos barcos prefabricados por los norteamericanos durante la guerra, que después de agrietárseles el casco en pocos segundos y hundirse rápidamente, explotaban. Los buques norteamericanos construidos durante la guerra se partían a causa de la deficiente proporción de manganeso de sus chapas de acero, que resultaba quebradizo a bajas temperaturas, especialmente en los convoyes enviados a Rusia a través del Ártico, durante los cuales se hendían los cascos, muriendo las tripulaciones en un instante, en tan frígidas aguas. Era el precio de la prisa, las innovaciones y la emergencia y el empirismo...

Avatar de Usuario
Iñigo
Site Admin
Mensajes: 2299
Registrado: Dom 09 Dic 2001 11:47

Mensaje por Iñigo » Lun 02 Ago 2004 22:02

Vuelve a haber ambientillo en el Pub, debe ser por la galernilla de esta tarde en el Norte,

Un enlace, donde están muchos de los grandes ULCC y VLCC incluido el mostruoso Jahre Viking, el Arteaga o el pequeño Mungia que nada tiene que envidiarles :wink: para ambientar con fotos el "tocho" que nos tiene acostumbrados Patache

Por curiosidad Luki ¿a cuando se esta vendiendo el Bonito este año en el mercado?
Iñigo Landeta

Lukigorria
Of. Máquinas
Of. Máquinas
Mensajes: 167
Registrado: Mar 02 Dic 2003 14:46

Siempre a las ordenes del W-Master

Mensaje por Lukigorria » Mar 03 Ago 2004 18:26

Hola Iñigo:
El PUB no prospera mucho, pero los viejos del lugar, somos inmunes al desaliento, por lo tanto estamos dispuestos a seguir en la brecha mientras el cuerpo y nuestras respectivas “jefas” aguanten, que al menos la mía tiene sus dudas. Dice que no tiene muy claro que pinta un abuelo tanto tiempo en “internes”, que por ahí se dice que algunos encuentran novia y eso..... ¡ni hablar!.
No sé si en su tertulia no discutirán sobre si es pecado o tal vez no.
El bonito este año tirado: no ha llegado a 3 €K. en lonja (el mediano). 3,80 € por K. en pieza entera en el mercado, sobre 7 a 7,50 € e incluso 8 € en rodajas.
Estos precios como comprenderás son aproximados y varían ligeramente según la zona.
Lo que ha sido realmente bueno ha sido el numero de capturas. Una pena lo bajo del precio que les han pagado a los pescadores, que por otra parte nunca estamos contentos del todo.
Un fuerte abrazo, saludos a tu mujer y un beso para Carmencita que a estas alturas estará para comerla.
Lukigorria :wink:

Avatar de Usuario
Jorganes
Agregado
Agregado
Mensajes: 51
Registrado: Lun 10 Feb 2003 20:33
Titulación: Piloto 2ª
Ubicación: Ribeira (A Coruña)
Contactar:

Mensaje por Jorganes » Mié 04 Ago 2004 15:54

Vaya, vaya con estos tímidos que no se atrevían a pedir ni una copa, y ahora no salen del pub :wink:

Seguro que esto de Internet —para algunos— es pecado, porque para trabajarse sus post como lo hacen tienen que meter demasiadas horas. Rigel, yo que tú iba pensando como explicarle al cura lo de los rizos esos que hacen las moscas en sus aterrizajes invertidos. «Vade retro :evil:!».

¡Perdonadme la broma! Lo que quiero decir es que se os lee con mucho interés, a pesar de que os quejéis en muchas ocasiones de no os damos la réplica. Los más jóvenes, navegamos más deprisa, y no tenemos todo el tiempo que desearíamos para recalar por estos lares.

Hoy me he decidido a intervenir, a propósito de la innovación en el diseño de los buques. Recientemente he leído un artículo «Ship Safety and Pollution Prevention: The Regulatory Regime» publicado en IACS, en el que se hablaba del tema.

Frecuentemente se critica a las reglas de las Sociedades de Clasificación por ser demasiado rígidas y por dar poco pie a la innovación. Sin embargo, el artículo dice, que en todas las reglas se reconoce el concepto de “equivalencia” a los requerimientos prescritos, y si puede demostrarse que un diseño innovador tiene una resistencia equivalente, entonces será aprobado y el buque cumplirá totalmente con las reglas. Se cita el ejemplo del doble casco en los VLCC.

La misma crítica se ha hecho a los Convenios internacionales, en los cuales también se reconoce el concepto de equivalencia.

Aunque el artículo citado es del año 1999, nos da una idea global de los distintos requerimientos o que debe cumplir el diseño y manejo de los buques. Es de recomendable lectura aunque está en inglés.

Lukigorria
Of. Máquinas
Of. Máquinas
Mensajes: 167
Registrado: Mar 02 Dic 2003 14:46

Mensaje por Lukigorria » Mié 04 Ago 2004 18:38

Estimado Ulyses:
Es cierto que siempre nos quejamos un poco de la ausencia de jóvenes inquietos en el PUB. Estoy convencido de que el olor a madera vieja, roble americano y caoba, con el viejo radiador de calefacción con su mármol decorado con la pequeña barandilla de latón, brillante, eso si de tanto repaso con “Sidol”, las gruesas cortinas dejando el recinto en esta suave penumbra, que con una copita delante y unos buenos amigos al lado mueve a la conversación distendida y amable, no es de su gusto.
Es que como tu dices, quizás las velocidades a las que nos movemos sean distintas, aunque no tanto como pueda parecer, que lo que no andan nuestras piernas, (las mías van bastante bien) lo suplimos con la velocidad que nos presta la imaginación ayudada por los recuerdos, que comprendemos , me atrevo a hablar en mi nombre y en el de los demás cofrades, pueden resultar repetitivos a veces, pero siempre cargados de buena voluntad y las mas de las veces con buen humor también.
Así que apreciado contertulio, toma la copita con la calma necesaria para apreciar su aroma, y sé bienvenido siempre que te apetezca estar con el “Frente de Juventudes”
Un afectuoso saludo. :wink: Lukigorria

Rigel
Segundo
Segundo
Mensajes: 325
Registrado: Dom 30 Nov 2003 13:57

Ulyses

Mensaje por Rigel » Jue 05 Ago 2004 17:32

Estimado Ulyses, no creas que invierto muchas horas en internet y menos preparando los posts, simplemente saco de mis memorias las partes más divertidas, con un poco de inspiración matutina—luego de una noche placida—y a escribir sin reparos. He sido un contumaz lector de obras humorísticas, mis lectores favoritos en estos temas han sido, el genial Enrique Jardiel Poncela y Mark Twain. Como bien te apunta mi amigo Lukigorria, cuidado con la velocidad indebida, el pueblo cree que los mayores tenemos más tiempo que nadie, en cierta ocasión una señora empleada de banca me dijo: “ No sé de qué tiene prisa, a su edad el tiempo le sobra”, mi reacción fue inmediata—Está muy equivocada, la relación calidad de vida y tiempo sigue una curva exponencial, y no tengo más remedio que aprovecharlo más que Vd.
Por eso si antes amortizabas algo disfrutable en un espacio “x” al siguiente en “x/2” luego en “x/4” y así sucesivamente. Naturalmente menos la parienta, a esa hasta el final.
Lukigorria no seas modesto, escribes de maravilla, además envidio tus escritos cuando te defiendes de alguna injusta acusación, lo convincente de tus argumentos, fineza y sutileza, que dejan sin réplica al oponente, hubieras sido un buen abogado, “ AB IMIS UNGUIBUS USQUE AD VERTICEM SUMMUM”. Más o menos “ De acabo a rabo” o “ De la cabeza a los pies”.
Suerte amigo Ulises, y un fuerte abrazo a Lukigorria, Patache y posibles lectores.

Avatar de Usuario
Jorganes
Agregado
Agregado
Mensajes: 51
Registrado: Lun 10 Feb 2003 20:33
Titulación: Piloto 2ª
Ubicación: Ribeira (A Coruña)
Contactar:

Mensaje por Jorganes » Jue 05 Ago 2004 21:39

Estimados contertulios del pub,

Tienen ustedes toda la razón del mundo. He releído mi escrito de ayer, y realmente fui un majadero. Ciertamente ustedes sí saben aprovechar el tiempo. Si me lo permiten, me acercaré con frecuencia por aquí a paladear un ron añejo junto a ustedes y disfrutar de la buena compañía y del ambiente que tan bien describe Lukigorria.

Escucharé su conversación con atención, un poquito apartado —aprendiendo y disfrutando— y metiendo baza de cuando en cuando.

Es un placer estar por aquí. Un afectuoso saludo.

Responder