A vueltas con el foro, Rigel y demas contertulios

Un buen sitio para la tertulia y comentario distendido y amable sobre acontecimientos presentes e incluso pasados.
Responder
Lukigorria
Of. Máquinas
Of. Máquinas
Mensajes: 167
Registrado: Mar 02 Dic 2003 14:46

A vueltas con el foro, Rigel y demas contertulios

Mensaje por Lukigorria » Vie 25 Jun 2004 14:49

Queridos Rigel y demás contertulios:

Lo hemos intentado todo, desde ilustrar a nuestros jóvenes aspirantes a marino, hasta intentar distraerlos con la narración de nuestras vivencias y nuestros “chafardeos”. Salvo contados contertulios con ciertas miras, solo vemos que la máxima inquietud de nuestros jóvenes se cifra en los cuatro buques del estrecho, dos de Las Islas Canarias y algún que otro de las Pitiusas, tal que no hubiese mas marinos que los que ahí navegan, o aquellos otros cuya máxima aspiración es la oposición a cualquier servicio de la administración, sin que en absoluto me parezca una vía ilegitima, pero que siguen queriendo llamarse a si mismos “marinos” sin participar de las muchas zozobras que este termino ha significado a través de los tiempos.
Lo siento mucho, pero tengo que decir que ya no sé si tan siquiera “soy de los nuestros”, por que lo que puedo ver en el foro, salvando las honrosas excepciones que todos conocemos, es una falta de madurez tal, que llega a resultar “flipante” utilizando un termino mas de ellos que nuestro.
Me voy a pescar, que es lo mío, querido Rigel. Poco me importa si consigo una buena marea, o si por el contrario los muy puñeteros peces conseguirán engañarme, manteniéndome a la espera toda la jornada sin acabar de ceder a mi engaño, de todos modos al final de la tarde seguro que en la “cabrera “ de Elanchove podré hacerme con unas pocas julias y algunas cabras, que sin ser mucho, me rediman frente a los ojos inquisidores de mi “jefa”, que por cierto,
después de la ultima revisión, me persigue por los pasillos, y me tiene totalmente asustado. Para poner coto a esta “persecución” , el próximo día 6 de Julio marchamos a Pamplona, me la llevo, y veremos quien baila más.
Espero que para mi vuelta esto este mas animado, y el “personal” deje de pensar como si su destino fuese ser Alumno el resto de su vida.
Como ves hoy estoy un poco “bajo”, así que espero me disculpes y sigas con la construcción de la aeronave cuyo vuelo nos trae, a mal traer.
El amigo “Chus”, me comenta que cuando menos te lo esperes te pondrá un “emilio”, pues su hija le ha regalado un portátil y se esta esmerando en el aprendizaje.
Un fuerte abrazo a todos, y hasta la vuelta de Pamplona, si un asta no lo impide, que Dios quiera que no, aunque pensándolo bien, ¡ Como los bichos no salten con pértiga.......!
Lukigorria
:wink:

Rigel
Segundo
Segundo
Mensajes: 325
Registrado: Dom 30 Nov 2003 13:57

A Lukigorria

Mensaje por Rigel » Vie 25 Jun 2004 17:35

Querido Lukigorria: Estás en toda la verdad en la yo participo, es increíble que a pesar de intentar animar a los actuales jóvenes marinos con nuestras vivencias con objeto de animarles a disfrutar plenamente esta profesión, solo les preocupa unas aspiraciones—como bien apuntas—legítimas, pero no parecen encajar en la verdadera vocación de marinos.
Por otra parte te haces eco de lo que parece estar interesados en un trabajo de investigación referente a navegación astronómica, modestamente das unos consejos bibliográficos, y ahí tienes la callada por respuesta, saldría más veces intentando resolver algunas preguntas, pero temiendo esa actitud me hace quedarme al margen. Recuerdo que te pasó algo parecido luego de una magnífica exposición sobre turbinas.
Vamos a ver si es verdad que nuestro amigo “Chus” se atreve a ponerme un mail, lo deseando contactar con él, puedo hacerlo por teléfono pero es más correcto por este medio, cuando consiga su correo. Mi avión está ya terminado a expensas de colocar el carburador, que no me lo han mandado, tengo probados los servos desde la emisora y funcionan correctamente, te aseguro que lo volaré con placer, es el tercero radiocontrol que monto pero te aseguro que es el más perfecto en su construcción al ir forrado en su totalidad, los anteriores venían casi montados. Espero no cargármelo a la primera, hace tiempo que no vuelo un radio modelo, pero como pasa con los grandes, nunca se olvida.
Bravo por Lukigorria, tengo costumbre de ver en la tele los encierros de San Fermín y este año lo haré con especial atención por si te veo, será fácil reconocerte al ver un toro saltando con pértiga. :?
Me gustaría tener afición a la pesca y salir a la mar tal como lo haces, te envidio por el entorno de los lugares de pesca, son preciosos y sabes que los conozco. Disfruta todo los que puedas en especial en Pamplona ¡¡VIVA SAN FERMÍN!!. :D
Hasta tu vuelta lo mejor de lo mejor y abrazo rompe costillas de tu buen amigo Rigel.
Y saludos preceptivos a posibles lectores del foro.

Tuto-santander
Mensajes: 1
Registrado: Lun 07 Jun 2004 9:03
Titulación: Agregado
Ubicación: Santander

jajajaja como me lo paso con vosotros

Mensaje por Tuto-santander » Sab 26 Jun 2004 10:18

Hola, soy en seguidor acerrimo de este pequeño espacio que osa llamarse Marinos Mercantes...cuando lo unico que he leido hasta ahora son mensajes que demuestran que el interes de los usuarios de esta pagina es una autentica mediocridad, como muy bien parece que quereis hacer llegar con tu correo " Lukigorriaga", aunque como siempre...generalizar no es la mejor forma de juzgar....pero se acerca bastante en este caso......, llevo dias leyendo a gente preocupada de si un Kanguro esta aqui o alla.......de si trasmediterranea cquita dos barcos....o los pone....... de si el Badajoz esta pintado de BLanco o de blanco y azul...., ( esto es demi cosecha...jeje)...., y realmente lo unico que puedo hacer...es no parar de reir......y por otro lado sentir verguenza ajena.......

Es cierto que todos hemos sidoa alumnos alguna vez ...o quizas algunos no hayamos dejado de serlo...jaja....pero lo cierto es que cada vez que abro esta pagina para saber algo de lo que considero mio, mi forma de vida....conocer inquietudes de otra gente como yo.....que no nos engañemos no somos como los terricolas....no, somos Marinos Mercantes...., se me cae la moral al suelo....

No vengo a dar lecciones a nadie, ni siquiera que utilicen esto como reflexion, no,...es solo mi opinion....una opinion que gracias a ti, has conseguido que me animara al menos a pensar que puede merecer la pena abrir esta pagina cada dia....

No soy muy mayor, lo suficiente para darme cuenta de como es mi trabajo y mi vida en esta carcel flotante....que aunque reniegue de ella....y no me considere felicisimo con mi trabajo, soy marino mercante y eso no es cualquier cosa no, esto es enfrentarte a cosas todos los dias que la mayoria de los mortales ni veran en su vida...es la convivencia con mayusculas...en ocasiones la soledad y el desarraigo, pero hay que valer para esto...y no puede con ello cualquiera......por ello espero leer mas veces textos como el tuyo donde tengamos claro lo que somos....y dejemos de preocuparnos por si una empresa...por ejem. trasme....la empresa de autobuses..jejeje...quita, pone lleva trae hace o deshace.....

Espero que los que nos encontramos lejos de casa.....yo concretamente por si alguno tenia curiosidad....en el golfo de mexico...peleandome con noruegos...jejeje, espero decia...tengamos nuevas historias curiosidades....en definitiva nuevos alicientes...para seguir abriendo cada dia esta pagina.
UN saludo y disfruta los San Fermines.

Avatar de Usuario
marc
Piloto c/m
Piloto c/m
Mensajes: 217
Registrado: Vie 12 Jul 2002 10:03
Titulación: Capitán MM
Ubicación: Reus

A los jóvenes capitanes

Mensaje por marc » Sab 26 Jun 2004 17:28

Soy piloto fresco, acabo de presentar el Licenciado y ahora encaro al toro de frente. Sé que que la corrida es larga, sé que desconozco por qué plazas voy ha tener que capear, pero ante tanta incertidumbre, sólo cabe el valor para averigüarlo. ¿Seré capaz?,¿valdrá la pena?, mil preguntas sin respuesta aparente resuenan en mi cabeza.
Leí de un tal Pío Baroja, en una obra en la cual aparecía un tal Chimista, que a la mar sólo se va a mejorar. Ciertamente de qué nos sirve tal aventura si no es para mejorarnos, para hacernos más fuertes, más sagaces, y más humildes si cabe.
Finalmente quisiera confesarme: la mar (por qué tal carácter sólo lo tienen las mujeres) me ha atrapado. Enfermo en tierra, necesito estar con ella. Y cuando llevo mucho tiempo, ya deseo dejar de verla. Es la amante que siempre se esconde, es una pasión.

Sean como libros, silenciosos pero sabios.

Lukigorria
Of. Máquinas
Of. Máquinas
Mensajes: 167
Registrado: Mar 02 Dic 2003 14:46

Estimado contertulio:

Mensaje por Lukigorria » Dom 27 Jun 2004 10:46

Estimado Marc.
Me lleno de alegría cuando algún joven, como es tu caso, entra en nuestro entrañable PUB, y lo llena de poesía al plasmar en el sus inquietudes y sueños.
Sabrás que “ese tal Baroja” (Don Pío) nacido en San Sebastián, y trasladado a Madrid con 7 años, no tuvo ningún vinculo que lo uniese a la mar, ni familiar, ni tan siquiera profesional. Su cercanía a la mar se reduce a la época en la que fue médico de Cestona, un pueblecito Guipuzcoano, cercano a Zumaya, Orio, Motriko y Guetaria, en cuyos puertos eminentemente pesqueros, fue donde D. Pío pudo observar con su enorme agudeza, el ir y venir de los innumerables “Shanti de Andía” del lugar, y en cuya zona instalo su imaginario puerto de “Luzaro” .
Tras este preámbulo, solo quiero animarte en tu próxima lucha con ese “Toro” que se te avecina y que ¡ríete tú de los de Pamplona!
Que la petulancia juvenil no te pierda en “El laberinto de las sirenas” y todos los conocimientos y experiencia de “Los pilotos de altura” te guíen en tus navegaciones, y que “La estrella del capitán Chimista” ilumine tu vida.
PD. Estoy de acuerdo en todo con Rigel, me refiero a "lo de arriba"
Un cordial saludo de Lukigorria.
:wink:

PATACHE
Piloto 1º
Piloto 1º
Mensajes: 116
Registrado: Dom 14 Dic 2003 9:12
Titulación: Agregado

Mensaje por PATACHE » Dom 27 Jun 2004 17:05

Aprovechando el envío de este apunte histórico sobre el inicio del transporte de petróleo y sus derivados por mar, para enviarles un afectuoso y cordial saludo a los amigos y contemporáneos de este foro Rigel y Lukorriaga, y decirles que sus historias, apuntes técnicos, relatos de sus vivencias personales basados en sus respectivos títulos y especialidades en la Marina Mercante siempre son bien recibidas; por lo menos, por este modesto marinero de primera llamado Patache.

Deseándoles disfruten de un feliz verano los dos recreandose en sus hobbys o mejor dicho aficiones, y que las temperaturas de esta época estival en sus respectivas regiones de residencia, sean de lo mas confortables y benignas posibles con relación a lo que nuestra edad pueda beneficiar. A los demás componentes afines a este foro les deseo lo mismo y mucha suerte a todos los que les toca pasarlo en la mar; o mejor dicho, en cualquiera de los mares del mundo.
Ya que no es lo mismo; porque pasarlo en la mar y decirlo así, pues también el verano lo pasan en la mar muchos navieros en sus lujosísimos mega-yates, como llaman ahora a ese tipo de embarcaciones, y no es la misma cosa, ruego me perdonen si no me explicado bien. Recibir un cordial saludo.
Patache

APUNTE HISTORICO
Los antiguos griegos transportaban en sus barcos petróleo a granel como equipo ofensivo, y los chinos, durante el siglo V embarcaban petróleo desde Birmania a Rusia en juncos proyectados especialmente, con un peso muerto de cincuenta toneladas. Sin embargo, el moderno transporte del petróleo por mar empezó en los Estados Unidos, después de que el coronel Edwin Laurentine Drake perforase el primer pozo petrolífero en Titusville (Filadelfia), en 1859. Las circunstancias de entonces ofrecen un curioso paralelo con las predominantes un siglo más tarde. A causa de la decadencia de la industria ballenera, la recién industrializada Europa había empezado a acusar la escasez de aceites lubricantes para sus máquinas. Sin una nueva fuente de aceites industriales su desarrollo se habría visto seriamente afectado. El primer embarque de aceites minerales en barriles procedentes de Filadelfia llegó a Europa en noviembre de 1861, a bordo del bergantín de 224 toneladas “Elizabeth Watis”.

El bergantín goleta “San Ignacio de Loyola” matriculado en San Sebastián, fue el primer petrolero que existió en España, allá por 1903. En uno de sus viajes de Filadelfia a Pasajes, desapareció con toda su tripulación en el Atlántico.

Este comercio surgió tan rápidamente que en 1864 los Estados Unidos exportaron un total de 120.000.000 de litros de petróleo y aceites minerales. La aparición de los buques petroleros como nuevos tipos de buques surgió de la manera siguiente: los buques tanque reemplazaron la carga en barriles y en 1886 el primer vapor cisterna, el “Gluckauf” de 2.307 toneladas, construido en Newcastle-on-Tyne para la Germanmerican Petroleum Company, entró en servicio. Tenía las máquinas a popa y el puente hacia el centro del casco, ofreciendo casi el perfil típico de los petroleros que debían seguir sus huellas en 1960.
A principios del siglo actual los buques petroleros eran ya de los mayores buques del mundo. El “Narraganseti”, de 1903, de la Anglo-American Oil Company, tenía ya 12.500 toneladas de peso muerto; su capacidad de carga era de 9.196 toneladas, comparables a las 14.350 del “Kaiser Wilhe de Grosse”, de la North German Lloyd’s, que era entonces el mayor buque del mundo.
En 1907 se realizó un primer intento de transporte de grandes cantidades de petróleo a través del Atlántico. El buque tanque “Iroquois” fue el designado para operar en tándem con la barcaza tanque “Navahoe”. Cada uno de estos barcos tenía un peso muerto de 10.000 toneladas. Conocidos entre la gente de mar como “la carreta y el caballo’’, continuaron con éxito su extraño servicio hasta 1930.

Rigel
Segundo
Segundo
Mensajes: 325
Registrado: Dom 30 Nov 2003 13:57

Vocación

Mensaje por Rigel » Lun 28 Jun 2004 11:16

Mis neuronas se van apagando, y la verdad es que no recuerdo donde leí la siguiente (¿Hemingway, El Viejo y el Mar?) clasificación de los eres humanos “En el mundo existen tres grupos: los vivos, los muertos y los que navegan”, crean que este señor tenía toda la razón en la época que lo comentaba. ¿Por qué la gente elegía la mar como profesión, a parte de tradición de procedencia?. Por aventura, por deseos de conocer otras tierras, otras gentes con sus culturas y costumbres, por dejar atrás un ambiente monótono y aburrido—por qué no—por romanticismo. En la actualidad estas motivaciones casi no tienen validez, las agencias de viajes ofrecen programas para visitar cualquier parte del mundo, amaneceres en las islas del Índico, sol de media noche en Cabo Norte, glaciares en el cono sur de América, en fin todas las bellezas paisajísticas al alcance de la mano según bolsillo. Y todo sin las incomodidades que todos hemos sufrido, y que tan acertadamente nos describe en sus relatos nuestro buen amigo Patache, que le considero con toda justicia MARINERO DE PRIMERA, así en mayúsculas y no de la forma tan modesta como él pretende, seguro que está de acuerdo conmigo que nuestra profesión es la que “mayor cómputo de tiempo consume”. Es imposible que actualmente esté generalizado el ejercicio de la profesión en la forma tan tensa como se deja entrever en el foro, seguro que una mayoría lo hace con agrado, cariño y orgullo, aunque con pasajeros periodos de nostalgia, pero nunca depresivos.
A parte de los evidentes adelantos tecnológicos, la incorporación de la mujer a la Marina Mercante ha sido definitiva. Corrían el principio de los sesenta, amarrados en Herculean Docks en Liverpool descargando un completo de cebollas, era el capi del frutero y me encontraba en la oficina del consignatario gestionando la divisa para la tripulación, junto a mi se encontraba una hermosa dama :shock: —unos 45 años—embutida en un abrigo de piel y en la mano un inconfundible gorro de astracán que llevaba cosida una gran estrella roja con un ancla, la hoz y el martillo, lo de hermosa no es una exageración, lo justificada su gran estatura, lo menos 1,90, a su lado me sentía un insignificante pigmeo. El consignatario hizo las presentaciones—señora aquí le presento al capitán del frutero español—y dirigiéndose a mi dijo—la capitana del carguero soviético; volví la mirada y la tuve que ir subiendo hasta cruzar nuestras miradas, rubia con grandes ojos azules, que solamente con verlos denotaban personalidad y mando. No tuve oportunidad de visitar su barco, pues entonces era casi imposible hacer una visita a estos barcos, a no ser que fuera programada. Me enteré que el barco podía llevar 15.000 TM de carga, de los 45 miembros de la tripulación una tercera parte mujeres, entre ellas cuatro de oficiales, puente y telegrafía. Comprenderéis que en aquellas fechas, era impensable pudiera ocurrir en la mercante española, pero sabía que algún día llegaría la valiosa presencia femenina a bordo. También los países escandinavos llevaban mujeres de oficiales, creo recordar que solamente en telegrafía y maestranza de fonda.
Que sigas pescando querido Lukigorria y que tu parienta sea comprensiva con tus juveniles actuaciones en Pamplona, un cariñoso abrazo Patache, saludos a posibles lectores y comprensión para este “ purí”. Rigel

PATACHE
Piloto 1º
Piloto 1º
Mensajes: 116
Registrado: Dom 14 Dic 2003 9:12
Titulación: Agregado

HISTORIAS DE MARINOS Y BARCOS

Mensaje por PATACHE » Mar 29 Jun 2004 16:35

Desde el apogeo de los viajes negreros, el marino, en forma generalizada, ha ido arrastrando cierto lastre en otras épocas reservado exclusivamente a los piratas; una fama equívoca que, ya en nuestro siglo, la Literatura y la Cinematografía no han hecho más que abonar. Solía presentársele (parece que la tendencia va remitiendo un tanto) como un tipo cínico y dura, inasequible a toda sensibilidad.., cuando no era retratado como un indeseable envuelto en mil pendencias, hecho a una existencia incluso delictiva, cliente asiduo de los antros de más baja catadura, dispuesto muchas veces a emprender acciones punibles.
Así, por citar un ejemplo, cuando Malraux en su obra “La Condición humana” quiere describir un tugurio de los bajos fondos del Shanghai prerrevolucionario como un agujero peligroso, nada aconsejable, lo pinta diciendo que se trata de un lugar “frecuentado solamente por marinos”. Igual de malparada sale la gente de mar en innumerables títulos literarios y cinematográficos, dominados casi siempre por el tópico fácil de las grandes aventuras, protagonizadas por atléticos y tatuados lobos de mar, bebedores empedernidos, prestos siempre a echar mano de la pistola o el cuchillo con que parece que dirimen en toda ocasión sus controversias.
Estimulada por esa corriente, la sociedad ha mirado al marino con una desconfianza no exenta de ciertas dosis de admiración e interés. Pero principalmente ha visto en él al curtido protagonista de una existencia turbulenta, llena de aristas inconfesables, inmerso en un mundo épico que queda fuera del alcance de los mortales corrientes y molientes.

Nosotros y cuando digo nosotros, me refiero a los de aquella generación de los años 50 del pasado siglo XX que me parace que de momento somos tres los que modestamente emborronamos cuatro letras en este foro. Lo que quiero decir, es que nuestro ánimo y nuestra condición marinera no guarda ningún parecido con lo arriba explicado por Malraux y otros afines a las mismas historias, amamos la mar desde una perspectiva vocacional, que yo creo, va mucho mas allá de los horizontes establecidos para otras profesiones a pesar de que la época que nos toco vivir, que fue una de las peores para las tripulaciones de la Marina Mercante desde el punto de vista: político, laboral, económico y social imposible de describir aquí, pues el relato de estos pasados acontecimientos debe ser objeto de una investigación prolija que ocuparia un voluminoso libro, así que lo aparcamos. Y como nosotros, muchos miles más han pasado por las mismas vicisitudes, y seguro, que muchos están fuera de este medio de comunicación llamado Internet; o sencillamente, se hayan retirados para siempre.

Quizás los jóvenes marinos de hoy quizás, en parte, teman enrolarse en estos modernos buques provistos de adelantos técnicos en el campo del transporte por mar, encaminados a aumentar su rentabilidad mayor velocidad de los buques, más rápida estiba de las mercancías a bordo y en tierra, dado el perfeccionamiento de los medios de carga y descarga en barcos y muelles. Sistema de contenedores, petroleros con gran potencia de bombeo etc., han reducido de forma espectacular las horas de plancha, el tiempo de estancia en puerto. Y lo han reducido hasta tal punto que, en ocasiones, las tripulaciones -terminada su jornada de trabajo- no disponen sino de un par de horas para bajar a tierra, para “visitar” la ciudad de que se trate. O bien no pueden ausentarse de a bordo ni siquiera durante cinco minutos. Añádase a esa dificultad, el cada vez mayor alejamiento entre los puntos de atraque y los centros urbanos en muchos casos decenas de kilómetros y se tendrá una visión casi exacta de las posibilidades que el marino tiene para “disfrutar” de sus “estancias” en puerto.
Así hoy en día aún siendo marino, no queda más remedio que acogerse a lo que Rigel nos expone sobre las agencias de viajes. Esperar que lleguen las vacaciones reglamentarias; y si en alguno de los países que se visitan, nos ha dejado, así por encima una especial remembranza cuando lleguemos a casa acercarse a una de esas agencias y contratar un viaje al referido y recordado país; y que a ser posible, que en las cercanías de la zona de costa que elijamos para pasar nuestras vacaciones, no existan terminales portuarias ni para petroleros ni para contenedores.

Ni tampoco interesan este tipo de estadías en puerto; como ocurrió en octubre de 1975, la prensa se hizo eco de una situación quizá sin precedentes en los anales del comercio marítimo mundial, planteada en el puerto de Lagos (Nigeria) a un centenar de cargueros con más de medio millón de toneladas de cemento producido en el Estado español, que guardaban cola -junto a 300 buques mas- esperando la descarga, que podía tardar en llegar más de un año. Hubo muchos de aquéllos barcos que estuvieron allí detenidos hasta seis meses. Determinados problemas políticos y económicos en que se veía envuelto el país importador, habían venido a ocasionar el colapso en la bahía de Lagos, siendo suspendidos los pagos por las demoras en la descarga e incluso negándose a los buques allí surtos el suministro de agua y víveres. Podemos imaginar la situación padecida por las tripulaciones de los barcos paralizados en esas aguas, muchos de ellos españoles (Enekurri, Valle de Orduña, Manuel Campos, Marichu, Alfonso, Patricio, Picos Verde, Blanco y Azul, etc.). (Leído en los periódicos de aquella época)

Pero hoy lo planteado es otra cosa que describimos a continuación: según datos emitidos desde la UE es el alarmante nuevo esquema que se referirá sin duda al declive del empleo, hasta casi el 50 por ciento del existente hace apenas quince años, si se piensa que existen actualmente 110.000 oficiales y marineros a bordo de la flota de la Unión Europea, pero, de ellos, más de 60.000 son ciudadanos no comunitarios, y, precisamente de países reciente ingresados -como Polonia-, más de 10.000.
Tal problemática no resulta tan sensible en la suma total de puestos de trabajo que crea el sector marítimo de la Unión Europea de antes de mayo del 2004 -más de un millón y medio-, pero se encadena con la inseguridad y calidad de las navegaciones, es decir, ataca al sector en su misma línea de flotación.
Los expertos de la Comisión Europea no acaban de explicarse la caída en picado de la profesión marítima, a pesar de conllevar empleo fijo y oportunidades de promoción, como no existen en otros sectores, pero es un hecho contrastado el envejecimiento de los profesionales a bordo y la falta de interés de los jóvenes, en tanto quedan sin cubrirse mínimos de tripulación y ofertas, y, poco se hace por la integración de la mujer al sector. Aún estamos todavía en esas Rigel, cuando otras naciones, según tu clarificador relato al respecto de la capitana rusa, hace ya muchos años que tienen asumido ese avance social de la integración de la mujer en puestos laborales de gran responsabilidad en la Marina Mercante en sus respectivas legislaciones marítimas.
Sin nada mas Patache os manda un abrazo, lo de caluroso lo dejo para el sol del verano.
Patache

Responder