Volvemos a la carga, Rigel y contertulios

Un buen sitio para la tertulia y comentario distendido y amable sobre acontecimientos presentes e incluso pasados.
Responder
Lukigorria
Of. Máquinas
Of. Máquinas
Mensajes: 167
Registrado: Mar 02 Dic 2003 14:46

Volvemos a la carga, Rigel y contertulios

Mensaje por Lukigorria » Vie 26 Mar 2004 18:40

Querido Rigel:
Supongo que nuestra amiga se habrá mondado de risa leyendo tu escrito, a mi me ha traído recuerdos de la infancia, de una poesía de José Mª Gabriel y Galán no demasiado conocida, pero que a mi me trae, como te digo recuerdos de mis años mozos, cuando eres tan sensible que al leer “El embargo” te hace saltar las lagrimas ¿La recuerdas?
“Señol jues, pasi usté más alanti
y que entrin tos ésos.
No le dé a usté ansia,
no le dé a usté mieo...
Si venís antiayel a afligila
sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya s'ha muerto!.............”
Pero bueno, la cosa es que ayer no disponía de tiempo suficiente, así que no te dije que lejos de disgustarme tu historia me encanto, e hizo que me llegara el recuerdo de cierta escala en Alejandría, recién ascendido a 1º.
El caso es que estábamos atracados descargando trigo en plena guerra de los “Seis días”
sacos terreros en Pr. Y Pp, y una ametralladora pesada rodeada de sacos terreros junto al portalon, y nuestros héroes Kirru (el Viejo) y Franki (tercer Maquinista) ambos de Lekeitio y como siempre paseando junto a la escotilla de la bodega nº 5 en la cubierta superior junto a (no podía ser de otro modo) la cocina y discutiendo acaloradamente sobre las jugadas del ultimo partido del Athletic. En su ir y venir tenían que pasar necesariamente los pies sobre un cabo, pasado del cabirón de la maquinilla a la gatera al extremo de esa cubierta y a un pie de altura sobre ella. En esas andaban nuestros amigos parando de vez en cuando en la cocina para remojarse de vez en vez el gaznate con una cervecita bien fresca situada estratégicamente en una mesa de la cocina cuando oímos un tremendo alarido, pues no se podía denominar de otro modo aquel grito, corrimos hacia allí los que estábamos a la otra banda (tertulia previa a la cena en barco sin aire acondicionado) y encontramos a nuestros comentaristas futbolísticos en un calamitoso estado de excitación, que les impedía articular palabra. La estacha sobre la que ambos daban el “saltito” a la ida y a la vuelta de su recorrido había desaparecido sin dejar rastro y no sabían cuanto tiempo hacia de ello, lo que les producía aun más sinsabor, y por si fuera poco el primer Oficial la había puesto allí por que siendo nueva se suponía que estaba a mejor recaudo.
Nunca mas se hablo de la dichosa estacha.
Mañana Dm.mas si se puede.
Un fuerte abrazo. :wink:
Lukigorria

Responder