Oria

Una de las peores tragedias marítimas del Mediterráneo durante la 2GM fue el hundimiento del mercante noruego “Oria” en el Golfo de Sarónica en febrero de 1944, poco antes del final de la guerra, cuando Italia ya había capitulado y los alemanes controlaban el Dodecaneso.

El 11 de febrero de 1944, 4046 soldados italianos, prisioneros de guerra, fueron recluidos en las bodegas del buque noruego Oria, un mercante de 2.127 toneladas construido en Inglaterra en 1920, que se encontraba en Rodas después de haber sido requisado por las autoridades alemanas.

El barco zarpó a primera hora de la tarde de Rodas en malas condiciones meteorológicas con destino al puerto del Pireo. Durante el viaje, el Oria fue atacado pero logró escapar con la ayuda de tres destructores que le acompañaron, sin embargo, en la noche del 12 de febrero, el barco embarranco cerca de Patroklos (Gaidouronisi), a sólo 25 millas al sureste del puerto del Pireo. Casi todos los prisioneros italianos que estaban hacinados en las bodegas se ahogaron.

En total, 4.074 personas perdieron la vida en el naufragio (4.025 italianos, 44 alemanes y 5 tripulantes). Sólo sobrevivieron 28 personas (21 italianos, 6 alemanes y el Jefe de máquinas griego del barco).

Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pregunta Anti-Spam y robots: